lunes, 1 de agosto de 2016

José Valdivia Domínguez (Jovaldo).


Muerto en la matanza de la isla penal El Frontón, el 18 y 19 de Junio de 1986. Conocemos como murió, donde y quien ordeno la matanza; pero muy poco sabemos de la vida de Jovaldo, puesto que es escasa la información bibliografica, solo sus poemas son difundidos por todo el mundo; navegando encontré la carta de Walter Saavedra que le envía a un amigo el cual lo publica el 17 de octubre del 2007, en la pagina de la Universidad Socialista José Carlos Mariategui; en el escrito nos trata de mostrar como era Jovaldo… Comparto la carta denominado JOVALDO, EL HERMANO MAYOR
“Hola Pepe qué curioso, éramos tan inocentes en nuestro sueño socialista, que ni siquiera nos preocupábamos de nuestros nombres y apellidos, solo nuestros apelativos universales. Jovaldo, recién sé su nombre y apellidos completo, éramos amigos, hermanados por la poesía en la causa socialista. Simplemente era Jovaldo el poeta y luchador socialista. Era el encarnado de la poesía proletaria. Surgió como grupo poético después de nosotros NEPER( núcleo de escritores y poetas radicales). Éramos los poetas de la calle y las plazas. Su grupo se denominó GAPCEVA, ME PARECE GRUPO DE ARTISTAS POPULARES CESAR VALLEJO. Pero si estoy seguro de la nominación César Vallejo. Era un joven poeta, de contextura delgada, de un perfil típico del hijo de inmigrantes provincianos,-me parece- nacido en el ambiente popular de Lima. Conocí a su hermano menor con quien desarrollaban el tema literario. Su linda madre, una señora de convicciones fijas, de recia personalidad y fina ternura. Jovaldo era así, de una personalidad firme, decidido, sabía que estaba con la luz meridiana y transparente de la causa socialista, que su vida era un sacrificio natural a su convicción por cierto también natural. A través de su mamá, y de sus poemas trazó el mensaje claro, que su vida entregaba a la causa de la verdad y de los justos. Capturado por seguridad del estado, al haberse entregado en vida entera a la creación y declamación de la poesía proletaria, llega al frontón, donde decide ser un bastión imbatible, no importa si con la muerte, para seguir alzando la voz poética del proletario. Fue asesinado por la barbarie del gobierno aprista de turno. No fue un fanático del izquierdismo, al contrario, era una mente y espíritu de libre pensamiento. Éramos de los que no debíamos carnetizarnos en ningún grupo politiquero de izquierda, sino que mas bien contribuíamos a la lucidez política de la izquierda con nuestras vivencias, escritos y ejemplo de identidad cultural, social, histórico. Esta es la interpretación personal, después que nos alejamos, antes de su encarcelamiento, y cuando ya me adentré mas en mis actividades de los últimos años de medicina. Finalmente Jovaldo no disponía de un céntimo para la impresión de sus poemas, pero tenía condiciones propias de escribir artísticamente con belleza y a colores, y así difundía diariamente su poesía popular, sin desmayo, ni fatiga, sin vacilaciones ni cobardías .En conmemoración de su inmolación heroica, planteo aproximativamente- no sé de la capacidad organizativa ni económica de la universidad socialista, ignoro totalmente-que debiéramos hacer una colecta entre todos los espíritus socialistas, para publicar su poesía enérgica, combativa, verdaderamente proletaria, cargado de una técnica y belleza literaria primigenia, precursora y auroral del arte socialista. Fue la reencarnación de un Javier Heraud, en las urbes populares y marginales del Perú. Esto por el momento, hasta pronto hermano.”
Vaya… después de leer la carta, admiro más a Jovaldo. Ahora les dejo con un granito de arena de su excelsa poesía






POR UN PLATO DE LENTEJAS
Puedo estar en minoría
encontrarme tras las rejas;
más no vendo mis principios
por un plato de lentejas.
Hablo claro sin tapujos
no concilio con traidores,
antes me corto la lengua
de un sólo tajo traidores.
Que me llamen los "maduros" de
ultraizquierda o infantil;
eso no me preocupa

yo me siento juvenil.
Juvenil en mis ideas

y en mis ansias juvenil,
juvenil ahora y siempre
con la pluma y el fusil.
Allá aquellos mercachifles
prostitutas sin honor;
la desnudan su conCIENcia
por un misero favor.
Yo no puedo hacer lo mismo
me lo impide la razón;
antes muero en digna hambruna
que acallar mi corazón.
Puedo estar en minoría
encontrarme tras las rejas;
más no vendo mis principios
por un plato de lentejas.

ACLARACIÓN A UN INTELECTUAL APOLÍTICO

No hay razón para amargarse
se lo pido por favor;
Yo no escribo para intelectuales
como usted "mi gran señor":

Que mi canto le parezca
no tener ningún valor,
eso nada me sorprende
de un grandísimo doctor.

Allá usted con sus cantares
a la luna y a la flor.
Allá usted con sus abstractos
versos "puros" al amor.

Yo le canto a los humildes
Porque siento con dolor,
Como sufren por la causa
de un sistema explotador.

No me venga pues con aires
de apolítico cantor:
El arte está con el pueblo
o está con el opresor.

No hay razón para amargarse
Se lo pido por favor;
Yo no escribo para intelectuales
como usted mi gran señor.

NO TE AVERGUENCES HERMANA

PORQUE CERCANO ESTA EL DIA
DE TU TOTAL REDENCION,
NO TE AVERGUENCES HERMANA
DE TU HUMILDE CONDICION.

Aún en medio del llanto
de tu enorme sufrimiento,
es posible el gran contento
del futuro que hoy te canto.
No todo es pena, quebranto,
tristeza, melancolía: felicidad,
alegría, sueño, dicha y esperanza
PORQUE CERCANO ESTA EL DIA.

El día en que los de abajo
derrumben a los de arriba,
el día en que un siempre ¡Viva!
se escuche en nuestro trabajo.
Como quien corta de un tajo
el árbol de la ambición,
así cortará tu acción
el desprecio hacia tu clase.
Nuestra gloria también nace
DE TU TOTAL REDENCION.

No es hermosa la mujer
porque luzca plata y oro,
es hermosa porque de oro
son sus ansias de vencer.
Eres tú oh gran mujer
el gran triunfo del mañana.
Eres la antorcha que emana
tras tus ojos encendidos.
Para no hallarnos perdidos
NO TE AVERGUENCES HERMANA.

Pasa la voz a María,
a Rosa, a Juana, a Carmela;
pasa la voz a Manuela,
a Victoria y a Sofía.
Diles que ahora es el día
de acabar con la opresión.
Dedícales mi canción
y diles que estoy con ellas.
Son las mujeres más bellas
DE TU HUMILDE CONDICION.

1 comentario:

Valentina Sedano dijo...

Qué bellas son sus poesías, tiene esencia proletaria de grandes convicciones de lucha a favor de las masas. JOVALDO siempre estará en el corazón del pueblo con hambre de justicia social.